Argentina: Hechos, discursos y sensaciones

Argentina: Hechos, discursos y sensaciones

Argentina: Hechos, discursos y sensaciones

Por Jorge Muracciole 

La jornada del domingo 13 de agosto, en las denominadas PASO, -una suerte de primarias a media máquina de la institucionalidad democrática argentina-, se desarrollaron con una participación superior a lo previsto un voto que alcanzó guarismos cercanos al 75% del padrón. De la misma lo más destacado ha sido el crecimiento  de un cinco por ciento de la alianza gubernamental Cambiemos en comparación a las PASO de agosto del 2015.   Logrando un caudal de votos cercano al 50 por ciento  en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por la controvertida y carismática extra-patidaria del oficialismo Elisa Carrrió. Y un contundente triunfo en las provincias de  Córdoba, Mendoza, Santa Cruz, Neuquén, Entre Ríos, Corrientes, La Pampa, y la novedad del quiebre de la hegemonía en la provincia de San Luís de la dinastía Rodriguez Saa, que gobierna desde  hace tres décadas la provincia. Por su parte la ex-presidenta Cristina Fernández a pesar del intento de  judicialización de su figura, y el ataque sistemático de los multimedia, ha presentado batalla en la provincia de Buenos Aires, que concentra el 38% del padrón electoral. Debiendo el oficialismo incurrir en un retraso premeditado del recuento de votos, para evitar que la mayoría de la ciudadanía pudiera saber antes de la medianoche  del domingo la apretada elección bonaerense .  Maniobra que hasta el día de hoy se ha convertido en  una verdad a voces, que el recuento final arrojará un triunfo por poco margen  a la Kirchnerista Unidad Ciudadana en las elecciones bonaerenses.

La primera conclusión es que los presagios de polarización se concretaron y de acá a octubre se verá como se realinean las fuerzas del oficialismo Cambiemos y la principal oposición Unidad Ciudadana para sumar votos del agrupamiento  1PAIS, del peronista disidente Sergio Massa que en el caso de la provincia de Buenos Aires quedó muy relegado con tan sólo un 15 % de los votos a más de veinte puntos  del Kirchnerismo y Cambiemos.

Mas allá de los hechos ,  las PASO  son una suerte de avant -premier de lo que vendrá el 22 de octubre en el llamado a elecciones legislativas de medio termino. Hay discursos que intentan explicar los hechos ponderando parte de la realidad, la lectura gubernamental es claramente optimista basándose  en el  crecimiento de más de cinco puntos de sus votantes. A pesar del desgaste de dos años de una gestión claramente ajustistas y de no haber logrado gran parte de las promesas electorales del 2015, como el arribo de inversiones, la eliminación de la pobreza o la batalla inconclusa contra la inflación. Por su parte Unidad Ciudadana reivindica la remontada épica del voto a voto en la provincia de Buenos Aires y la provincia de Santa Fé y su predominio en distintas provincias del NO y NE  del país. Más allá de las cifras en la semana posterior a las PASO, existen sensaciones de satisfacción y optimismo de cara al futuro del Macrismo en las elecciones de octubre, apostando a que la economía comience a salir de la profunda recesión de más de un año. Por su parte el Kirchnerismo apuesta a destacar que seis de cada diez argentinos hayan votado contra el ajuste en las PASO y en el crecimiento del desconteto de los miles de trabajadores que observan con incertidumbre las propuestas de cara a futuro de una reforma laboral a la medida del empresariado. De acá a dos meses se verá si la esperanza vence al descontento en el universo de votantes aún no polarizados.

 

adminaldhea

Related Articles

Leave a Reply

Close