Las organizaciones sociales, indígenas y campesinas, que luchan por la defensa del territorio en Ecuador, asistieron a la jornada “Laboratorio de Medios Libres”

Las organizaciones sociales, indígenas y campesinas, que luchan por la defensa del territorio en Ecuador, asistieron a la jornada “Laboratorio de Medios Libres”

Las organizaciones sociales, indígenas y campesinas, que luchan por la defensa del territorio en Ecuador, asistieron a la jornada “Laboratorio de Medios Libres”

Carolina Cano / Ocaru

Los días 12 y 13 de mayo la Fundación ALDHEA/Universidad de la Tierra y la Agencia Ecologista Tegantai, prepararon una jornada de talleres para generar un laboratorio de medios libres en medio de la agenda del festival de documentales EDOC.

Los cinco talleres estuvieron a cargo de: Estrella Soria para Cyberactivismo; Laura Salas con Videoactivismo; Cristina Burneo en dupla con Edu León para Narrativas Visuales y Sensitivas; en Cartelería Política se contó con la colaboración de Sea Lo- que Sea; y el taller de producción sonora fue impartido por Braulio Gutiérrez.

Una experiencia que, en el caso de los talleristas buscaba compartir experiencias y herramientas comunicativas que fortalezcan la formación de discursos y narrativas que sean propias de las comunidades y organizaciones. Lorena Salas, colaboradora de ALDHEA, habló sobre la necesidad de apoyar en los procesos de formación de gente que trabaje con el activismo, con miras en proyectos a futuro y en donde se identifique la gente que puede realizar un trabajo de acompañamiento en comunicación a las comunidades en defensa del territorio.

Los temas centrales que convocaron a las organizaciones sociales y de base fureron: la defensa del territorio, el agua y las semillas. Estuvieron presentes los compañeros de la FONAQUISA (Federación de Organizaciones de Nacionalidades Quichuas de Sucumbíos), la “FEDERACIÓN DE ORGANIZACIONES INDIGENAS Y CAMPESINAS DEL AZUAY Y DE LOS PUEBLOS AFECTADOS POR LA MINERÍA EN QUIMSACOCHA”, LAS PARTERAS DE UMAPACHIN Y ARCHIDONA, CÁMARA SHUAR, LA UNIÓN DE AFECTADOS POR TEXACO, la CONAIE, la CNA (Comisión Nacional de Agroecología) y OCARU (Observatorio del Cambio Rural), la PIDH (Plataforma Interamericana de Derechos Humanos), entre otros participantes independientes.

Lauro Shigcha, representante de la “FEDERACIÓN DE ORGANIZACIONES INDÍGENAS Y CAMPESINAS DEL AZUAY Y DE LOS PUEBLOS AFECTADOS POR LA MINERÍA EN QUIMSACOCHA”, enfatizó en el interés de la comunidad por el vídeo como una herramienta para fortalecer y reactivar las luchas en defensa del agua y los territorios. En la formación y desarrollo de su organización han ido recolectando material audiovisual que les sirve para transmitir un mensaje, que tiene que ver con todas las historias que durante quince años de resistencia como pueblos han logrado. Quieren proyectarse a una nueva etapa de activismo de incidencia en nuevos públicos, presentando la importancia de los páramos y la razón por la que defienden el territorio de la minería.

De igual manera, David Fernández, de la “UNIÓN DE AFECTADOS POR TEXACO”, miró en el videoactivismo y los audiovisuales un medio para poder sacar adelante el juicio contra Texaco y así dar a conocer a la mayoría lo que sucedió con la contaminación del territorio por la extracción de petróleo, con el fin de que la empresa se haga responsable de los daños ambientales que causo.

Mientras que Wualinga Jairo, representante de la FONAQUICE, escogió cyberactivismo con el objetivo de aprender herramientas que puedan resguardar los datos de las organizaciones en la defensa del territorio, pensando en el proceso de conformar medios de comunicación alternativos.

Raúl Ancuas, Vicepresidente de la Asociación Shuar de Bomboisa, estuvo en representación de Cámara Shuar, un proyecto que nace en 2013 y que inició con tres personas de la comunidad. Lo que se plantean es implementar un medio comunitario en el que se vinculen todos los habitantes de Bomboisa; su deseo es visibilizar el conflicto minero en la Cordillera del Cóndor. El viernes presentaron, como parte de Cámara Shuar, uno de sus productos audiovisuales que tiene que ver con lo recientemente sucedido en Nankintz.

Apawki Castro, representante de la CONAIE, escogió el taller de cartelería política pensando en las diferentes actividades que la organización ha venido realizando en el tema de campañas, con líneas discursivas desde lo gráfico. Su interés es aprender a sostener a través de la cartelería política una contrapropuesta frente a la propaganda hegemónica. ‘’La propaganda hegemónica es la información que viene de los medios tradicionales, quienes tienen todas las herramientas para posicionar una idea. En este sentido, es interesante hacer uso de la cartelería política como herramienta para contrarrestar el discurso oficialista’’, insistió. Respecto a la coyuntura política, Apawki mencionó que la CONAIE va a asumir una postura en relación a las futuras agendas que se plantean para este nuevo período presidencial. ‘’Una etapa que la iniciaremos con el tema de la campaña “Amnistía Primero” como una demostración previa a la apertura al dialogo que Lenin Moreno ha mencionado’’, mencionó.

Por parte del OCARU (Observatorio del Cambio Rural), Kata Herrera, comunicadora social, mencionó lo importante de entender los diferentes lenguajes y formas de comunicar para relacionar lo visual con lo escrito y poder buscar nuevas formas de contar las cosas; ‘’el objetivo es generar otros sentidos, otras maneras de hacer comunicación’’, manifestó.

En conversación con los talleristas, quienes convergen en la idea de afianzar los temas de resistencia y lucha por el territorio desde las nuevas herramientas comunicativas, se plantearon una jornada que estuvo destinada al compartir de experiencias, de materiales y algunas ideas para fortalecer los medios libres y alternativos, un aporte con las organizaciones sociales, con las colectividades organizadas y con los comunicadores.
Estrella Soria, colaboradora de Hackerspace y Rancho Electrónico, forma parte también de la Cooperativa Tierra Común, se dedica a acompañar procesos que se fijan como objetivo el resguardar la información y su comunicación. Su participación en el “Laboratorio de medios libres” se debe a que Estrella ha estado en su trayectoria desde la universidad en el desarrollo de medios de comunicación, en brigadas de acompañamiento y colaborando con pueblos originarios en la ciudad de México. Su labor trata de aprender a gestionar una arquitectura tecnológica que pueda facilitar herramientas para la organización de activistas comunicadores. De alguna forma, las arquitecturas tecnológicas aseguran que la gestión de la información, la formación de relatos e historias de la memoria, archivos nuestros y muy importantes, tengan en forma de datos un resguardo en la infraestructura propia y no que quede en la infraestructura privativa que generalmente nos borra, nos desindexa o al contrario nos señala, sin posibilidades de borrar esa información.

El aporte de Estrella en el taller y en las organizaciones participantes potenció el compartir de experiencias, los materiales, algunas ideas que de igual manera le compartieron a ella en el camino, reconociendo muchas cosas aprendidas a través de los otros, a partir de generar el espacio junto con más colectivos y personas en México y ahora en Quito.
En el taller de Narrativas en Resistencia por Cristina Burneo en dupla con Edu Leon, se trató de explorar otros lenguajes sin tomar en cuenta las divisiones que nos han enseñado entre periodismo, literatura, ciencias sociales, comic, ilustración. Ésto con el fin de derribar esas divisiones que son obsoletas y empezar a trabajar en nuevos lenguajes para narrar historias más humanas, renovadas, que salgan de la saturación de los temas que se cubren de la misma manera. Cristina comentó que intentaron hacer uso de otros recursos para crear un NO LUGAR de escritura que mezcle todos los lenguajes sin miedos, sino con mayor audacia.

Para Cristina Burneo, mirar la participación de los diferentes actores representantes de las organizaciones, fue enriquecedor debido a que se evidencian estas nuevas maneras de cómo querer narrar las historias. Hay procesos muy fuertes que se quieren narrar, estuvieron presentes las Parteras de Umapachin y Archidona que, justamente, tienen una historia contada por otros (la Cruz Roja) y ellas no quieren esa historia, quieren volver a contarla en sus términos. Al final del taller, se armó un mapa de palabras de lo que se habló unido a imágenes, un comienzo de preguntas para emprender procesos colectivos.

En Videoactivismo con Laura Salas, compartieron herramientas y realizaciones audiovisuales para fortalecer las prácticas de uso del vídeo en las luchas, particularmente en defensa del territorio. Se miró varias cosas que tienen que ver con pensar en objetivos, mensajes y audiencias, para tener una estrategia en las cosas que se quiere incidir con el vídeo. Se realizó un análisis de riesgo y seguridad por todas las situaciones que se puedan presentar y para poder enfrentarlas, unido con la realización audiovisual, el vídeo tiene un potencial de ser una evidencia y esto implica contar con riesgos, el vídeo puede ser parte de la memoria pero, de igual manera, sirve en procesos de justicia, contribuye a visibilizar la versión de las comunidades y movimientos sociales que casi siempre se trata de invisibilidad por parte de los medios hegemónicos y comerciales.

Laura Salas se llevó el agrado de conocer los diferentes testimonios de los compañeros que vienen de sus comunidades luchando por el territorio, por los recursos naturales, una dinámica que se ve en México y que llega acá al Ecuador como una ola de mega extractivismo que va en contra de los derechos de la comunidad y que, de igual manera, nos afecta como humanidad porque implica la explotación de los recursos naturales.

Ecuador, que es parte del pulmón del mundo, ahora se ve amenazada por estos megaproyectos y sus comunidades han sufrido desalojo intempestivo, no favoreciendo a la mayoría de habitantes, sino al acaparamiento de la riqueza en pocas manos. La resistencia que se ha presentado, son formas de comunicación que se deben fortalecer para contribuir con evidencias. Fueron varios los logros que dejaron los talleres para estas comunidades y organizaciones.

Medioslibres 3

Deja un comentario

adminaldhea

Related Articles

Leave a Reply

Close