Venezuela necesita “cambios drásticos” pese a sus avances sociales, políticos y económicos

Venezuela necesita “cambios drásticos” pese a sus avances sociales, políticos y económicos

Venezuela necesita “cambios drásticos” pese a sus avances sociales, políticos y económicos

Decio Machado: Cuestionar aspectos de la Revolución no impide ver sus logros

E-ColombiaEl sociólogo hispano-brasileño enfatizó que urge “recuperar la ilusión por parte de la ciudadanía en la transformación social en curso”, lo que a su vez implica mayor participación social en la toma de decisiones; “es decir, más democracia radical y procesos de participación ciudadana”

T/ Héctor Escalante

El sociólogo hispano-brasileño Decio Machado aseguró que la democracia venezolana debe profundizarse aún más, a través de una reestructuración del proceso revolucionario que fue iniciado hace 15 años por el comandante Hugo Chávez, y que en la actualidad lidera Nicolás Maduro
“Coincido con la visión del presidente Nicolás Maduro en que el Gobierno venezolano necesita cambios drásticos. El proceso de reformas que se da en la República Bolivariana de Venezuela no se sostendrá en el tiempo sin importantes transformaciones en el Ejecutivo”, declaró desde Ecuador al Correo del Orinoco.

El también director de la Fundación Alternativas Latinoamericanas de Desarrollo Humano y Estudios Antropológicos (ALDHEA) dijo que, de igual manera, para que la Revolución mantenga su vigencia es necesario “transformar profundamente la organización política que sostiene al proceso”.
Asimismo, enfatizó que urge “recuperar la ilusión por parte de la ciudadanía en la transformación social en curso”, lo que a su vez implica mayor participación social en la toma de decisiones; “es decir, más democracia radical y procesos de participación ciudadana”.

CRÍTICAS NO IMPIDEN VER LOGROS

Reconoció el experto que el Gobierno de Chávez generó sustanciales avances en distintas materias, como la reducción de la pobreza, la democratización del acceso a la educación, la salud o la cobertura social, y el crecimiento de la economía nacional, con 20 trimestres consecutivos de crecimiento.
También está consciente de que bajo su mandato se obtuvo una reducción del nivel de endeudamiento nacional y que la figura de Chávez tuvo una contribución crucial al proceso de integración regional. “Evidentemente todo esto ha sido bueno para el país, son logros a los que no se deberían renunciar pase a lo que pase a futuro”, advirtió.

No obstante, cree que siempre es necesario fomentar el pensamiento crítico como alternativa al pensamiento único, el pensamiento sumiso o el pensamiento abyecto. “Esto nos lleva a cuestionar lo existente como un mecanismo que empuja a la movilización social en aras a profundizar las transformaciones en nuestras sociedades y cuestionar a la ciudadanía contemplativa, obediente y aduladora a cualquier poder”, apuntaló.

En este sentido, manifestó que “el hecho de cuestionar diversos aspectos del proceso bolivariano en Venezuela, al igual que del proceso correísta en Ecuador o de cualquier otro país en nuestra región, no debe impedirnos ver sus logros”.

RECOMENDACIONES

El analista precisa que, con toda prudencia y respeto hacia los diferentes actores involucrados en el proceso de cambio en Venezuela -dado que hay demasiada gente hoy por hoy opinando gratuitamente que el gobierno debe hacer esto o lo otro- el potencial económico del país no ha sido bien aprovechado. “Hay problemas de eficacia económica en la gestión gubernamental que deben solucionarse con urgencia”, alertó.

Por otra parte, comentó que existen elementos básicos que no deben ser despreciados, como la lucha contra la burocracia estatal, “dado que el incremento de poder de los gobiernos y el control burocrático de los mercados no es necesariamente sinónimo de efectividad económica, planificación y control eficiente de los precios y la especulación propia de los agentes del capital”.

Además insiste en que hay que superar el modelo rentista petrolero con eficacia y determinación, “lo que significa un impulso eficaz y real a la soberanía alimentaria y a una sociedad basada en la economía social y solidaria, generando alternativas a la intermediación y al concepto clásico de desarrollo basado en el crecimiento de indicadores macroeconómicos”.

Agrega que tampoco hay que olvidarse de crear una apuesta seria y fuerte por el talento humano nacional, por la educación en todos sus niveles, y por la profundización de la independencia económica, científica y tecnológica.

Fuente: El Correo del Orinoco

Decio Machado

Related Articles

Leave a Reply

Close